Los desechos tóxicos de Boliden en Arica, ahora en el Atlas de justicia ambiental

La localidad chilena de Arica está contaminada desde los años 80 por sustancias químicas como el plomo, el arsénico y el mercurio. Esto ha provocado la muerte y la enfermedad en la comunidad.

Ahora, el Atlas de Justicia Ambiental ha colocado a la ciudad en su lista de conflictos ecológicos en todo el mundo.

- Creo que la comunidad de Arica se verá muy favorecida para asumir una mayor posición de compromiso con la comunidad directamente afectada por la contaminación, dice el líder comunitario Rodrigo Pino Vargas.

Environmental Justice Atlas, también conocido como EJ Atlas, es un sitio web que documenta y cataloga los conflictos sociales en torno a cuestiones ambientales. Su objetivo es hacer la movilización más visible, resaltar reclamos y testimonios y defender la verdadera responsabilidad empresarial y estatal por las injusticias infligidas a través de sus actividades.

El Atlas EJ está dirigido por Leah Temper y Joan Martinez Alier, en un instituto de investigación de Barcelona llamado ICTA-UAB, y coordinado por Daniela Del Bene, en el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental (ICTA) de la Universitat Autónoma de Barcelona.

Cuentan con el apoyo del proyecto ENVJUST y el ACKnowl-EJ (Coproducción Académico-Activista de Conocimiento para la Justicia Ambiental) financiado por el Programa Transformaciones hacia la Sostenibilidad.

- Las víctimas no abandonan su lucha y continuarán hasta que se haga justicia, dice Rodrigo Vargas.

Entre 1984 y 1989, se importaron a Chile 20,000 toneladas de residuos mineros desde la planta de Rönnskar en Skellefteå, Suecia. Los propietarios suecos, el gigante minero Boliden, querían evitar la prohibición que vendría con el Convenio de Basilea.

Se contrató a una empresa chilena, PROMEL, para extraer los minerales restantes de los desechos suecos. PROMEL no contaba con la tecnología necesaria para tales extracciones, sino que optó por depositar los residuos en las afueras de Arica.

Lee mas: